Cuando buscamos un buen sistema de defensa personal, necesitamos que sea sencillo de aprender, práctico, y fácil de utilizar. Las cifras relacionadas con la violencia de género todavía siguen siendo muy altas, por lo que estamos ante un problema que requiere de una solución inmediata.

Y aunque si bien es cierto que la violencia no solucionará jamás este asunto, las mujeres estarían menos indefensas ante estas situaciones si conocieran algunas técnicas de defensa persona.

Y aquí es donde entra en juego el sistema de combate Krav Maga.

¿Qué es exactamente el Krav Maga?

Estamos hablando de un sistema de combate que sería desarrollado a lo largo de los años 40 en Israel. Su principal objetivo es instruirnos para estar alertas ante cualquier agresión que nos pueda afectar en nuestro día a día, en la calle, al mismo tiempo que defendernos ante las mismas. No hay que cometer el error de definirlo como un tipo de arte marcial, ya que no se rige por las mismas normas.

El Krav Maga se caracteriza por ser sencillo y muy práctico, no se requiere de ningún conocimiento sobre técnicas de defensa, por lo que cualquier persona puede llegar a aprenderlo. Tampoco se requiere tener una condición física muy preparada.

Tal y como aseguran los expertos, lo importante es que todo el mundo sepa defenderse, con independencia de la preparación física que tenga. Y es que en cualquier momento de nuestra vida podemos tener agresiones en la misma calle. Este sistema de combate nos ayudará a reaccionar de la mejor manera posible ante estas situaciones.

En contra de lo que podamos escuchar por ahí, el Krav Maga no está tan solo destinado a mujeres, si no que los hombres también lo pueden aprender. Sin embargo, conviene recordar que las mujeres son un colectivo algo delicado porque, cómo los hombres, pueden sufrir agresiones en cualquier parte. Pero, además, cómo ya hemos comentados, hay muchos casos de violencia de género.

Lo que se pretende es que si una mujer sufre una agresión, o bien si se encuentra en una situación de maltrato, pueda salir lo más indemne posible. Además de ganar confianza en si misma, tendrá todas las herramientas para poder defenderse, evitando que la situación pueda acabar de una manera desgraciada.

Como curiosidad, incluso hasta los niños pueden introducirse en la práctica del Krav Maga, aunque para ello tendrán que haber cumplido los 7-8 años. Además de las herramientas defensivas, se intenta que adquieran ciertos valores como la disciplina y compañerismo, pero también se busca que se diviertan y que puedan aprender mientras están jugando.

Recuerda: Para evitar peligros en la calle es conveniente ir siempre atento; no se debería ni estar usando el móvil, ni leer por la calle. Además, se deben de evitar aquellas calles consideradas como peligrosas, oscuras e, siempre y cuando se pueda, deberíamos de escoger aquellas transitadas.

Con el Krav Maga nos sentiremos mucho más seguros allá a dónde vayamos.